Ermita de la Font Santa

 



ERMITA DE LA FONT SANTA - S. XIX

Es un edificio formado por la ermita, una fuente y la casa del ermitaño, que vivía allí antiguamente.

Fue levantada en honor a San Vicente Ferrer. Cuenta la tradición que el Santo visitó en varias ocasiones a su hermana Constanza, que vivía en Teulada.

En una de esas visitas, durante un paseo, a Constanza le entró sed. Por ello, San Vicente hizo brotar el agua para poder beber. Para conmemorar este milagro se construyó, en el mismo lugar, este edificio con la fuente, cuya agua nunca de deja brotar.